El sueño de cobrar por repostar

|

El petróleo, al menos el norteamericano, está en negativo. Es decir: las compañías están pagando para que se les compren los barriles producidos que ya no tienen dónde guardar. Esta situación, atípica donde las haya, no significa, sin embargo, que a la larga vayamos a poder ir a la gasolinera, llenar el depósito y que nos den unos eurillos. Lejos de ello, ni tan siquiera estamos viendo la brutal bajada en el precio del crudo reflejada en lo que pagamos por el carburante. Cuando sube nos dicen que es cosa de la oferta y la demanda. Seguro que ya tienen una excusa para esta situación. FOTO: Surtidores de gasolina | aec

El sueño de cobrar por repostar