La campaña de la USC mal entendida

|

Uno de los riesgos de estar sensibilizado con causas sociales  es caer en errores por la costumbre de que lo que parece malo lo sea.  Y puede pasar que se denuncie un vídeo por un fotograma sacado de contexto. Ha ocurrido con  la Universidad de Santiago, a la que acusan de desarrollar una campaña sexista para animar a los jóvenes a estudiar allí. La realidad es que la imagen de una joven sobre una mesa de una biblioteca forma parte de una coreografía de varios bailarines por espacios universitarios. Quizá no es la mejor elección, pero lo de lanzar acusaciones sin confirmar hechos tampoco es loable.  FOTO: una imagen del vídeo | aec

La campaña de la USC mal entendida