El Deportivo falseó el guion con el que había empezado el partido

|

DOS tiros y dos goles. Iban treinta minutos de partido y parecía que el Deportivo calcaba en el campo del Levante lo que le había hecho el Madrid en Riazor en la primera jornada. El equipo local dominaba y controlaba el juego –como hacían los blanquiazules ante los merengues–, pero los visitantes mandaban en el marcador –como hacían los merengues ante los blanquiazules–. Ahí se acabaron las similitudes; los coruñeses interpretaron el guion a su manera –mala manera– y los valencianos lograron empatar. Es verdad que gracias a un penalti que se inventó el árbitro –Alberola Rojas tiene futuro en Primera, pues es tan casero que en el Bernabéu y en el Camp Nou lo idolatrarán–, pero la igualada era justa. El propio Mel reconoció que si alguien había merecido ganar era el Levante. No le queda trabajo por delante ni nada. FOTO: borges y mosquera, con el casero alberola | aec

El Deportivo falseó el guion con el que había empezado el partido