Una rara cautela se extiende por Vigo

|

LOS hichas del Depor tienen algo de ciclotímicos. Son capaces de pasar de la más absoluta de las depresiones a la más alocada euforia sin solución de continuidad. Por ello, son de agradecer las declaraciones de Florin Andone, tras la victoria del sábado ante el West Bromwich Albion, asegurando que lo que se había visto sobre el césped no es la ralidad de lo que se encontrarán los aficionados en el primer partido de Liga ante el Real Madrid. Un baño de realidad que tiene que ser asumido como la venda que se pone antes de la herida de una posible derrota ante los madrileños. Y no es que Andone sea pesimista. Es que es realista y la cosa está complicada. FOTO: Florin andone | aec

Una rara cautela se extiende por Vigo