Cuando Hollywood se fije en Xiao Varela

|

LA Marea, nasía pa’ganá, se ha empeñado y lo va a conseguir: Xiao Varela, responsable de la Concejalía de Paseo de Bicicletas –camina por la calle con una como quien lleva al perro a hacer sus necesidades, pero jamás se le ha visto pedaleando– aún va a dar el salto al cine. Como en la factoría Disney se enteren de sus andanzas lo convierten en el protagonista de su nuevo proyecto. Sus compañeros se han empeñado en hacerlo feliz y todo son complacencias. El “equologista” Daniel Díaz Grandío le prometió un carril bici allende el puente de A Pasaxe y en ello está. Va a poder darse paseos kilométricos arrastrando su bicicleta. Xulio Ferreiro, el Varoufakis de A Gaiteira, no se queda atrás. Varela quiso montar un parque inmobiliario y como la cosa iba mal le compró dos cuchitriles a un abajo firmante. La oposición se rebotó ante semejante fechoría y el alcalde está haciendo todo tipo de equilibrios para salvar el proyecto. ¿Hay en el mundo algún concejal más consentido por sus compañeros? Ni uno, pues entonces de cabeza al cine. Pero habrá que mantener ocultos sus escarceos con los okupas, su plan para las ranitas de Lavedra o sus macarradas con los vecinos de los barrios que quería rediseñar, porque si no de Walt Disney nada. No pasa de secundario en un peli de serie B. FOTO: varela, junto a un reclamo cinematográfico | aec

Cuando Hollywood se fije en Xiao Varela