Cuando todo se puede resumir en solo dos palabras

|

pues sí que se están poniendo dignos los en mareantes patrios a cuenta de los delincuentes golpistas catalanes. Tanto es así que el viceportavoz de la formación en el Parlamento gallego, Antón Sánchez, no duda en abroncar al PSOE por su apoyo al 155. Para Sánchez, los de Pedro Sánchez están al lado de la represión fascista. Desde luego parece que esta progresía emergente criada a los pechos del nacionalismo gallego no fue mucho a clase y, si lo hizo, desde luego no fueron capaces de sacarle provecho. Su vocabulario se limita, cuando se refieren a sus enemigos políticos, a dos palabras. Los que no piensan como ellos o son fascistas o franquistas. No hay más. Eso sí, ese maniqueísmo del que hacen gala se diluye cuando hay que hablar de los amigos, por mucho que estos hayan delinquido a sabiendas, como sucede con los facinerosos catalanes. Esos no son fascistas, ni franquistas, por mucho que hayan querido con sus acciones cargarse la Constitución o imponer su pensamiento sobre la mayoría de una población. Ojalá que los Reyes Magos, o en su defecto el apalpador, le deje de regalo un diccionario, por eso de incrementar su léxico. FOTO: Antón Sánchez, leyendo | aec

Cuando todo se puede resumir en solo dos palabras