La evolución en Madrid dará y quitará razones

|

a Pedro Sánchez se le ha pegado el tono de telepredicador y ya no se lo da sacudido. Da igual que hable en el Congreso, para todos los españoles en una rueda de prensa o para un selecto grupo en el Foro La Toja. El usa siempre la misma entonación y recurre siempre a los mismos tópicos de unión, fortaleza y demás mandangas. La cuestión es que mientras él se escapó en su falcon a la maravillosa isla gallega, en Madrid, más o menos, todos se acuerdan de él y de parte de su familia, después de imponer el confinamiento de la capital. Ojo, que a lo mejor la decisión era necesaria, pero, por desgracia, no hay un comité de expertos que asegure que de ese modo se va a conseguir frenar la expansión de la pandemia, algo que, por cierto, ya estaba sucediendo con el confinamiento de los barrios con más contagios. La situación es tan caótica que el alcalde de la ciudad, Martínez-Almeida, personaje que goza de gran predicamento entre sus ciudadanos, asegura que, ahora mismo, en la ciudad hay más movilidad que antes. Los resultados se verán con el tiempo, pero todos podrían haber actuado de otro modo. FOTO: imagen de un madrid casi vacío | ep

La evolución en Madrid dará y quitará razones