A Podemos le afloran tendencias poco acordes con la libertad

|

Curioso fenómeno este en el que los extremos políticos se acaban tocando por más alejados que parezca inicialmente que están. Resulta que Podemos, que se presentaba como adalid de las libertades y clama cada vez que tiene ocasión contra el afán controlador de la extrema derecha quiere prohibir por ley que el rey haga discursos sin el aval del Gobierno. Lo mismo estamos fuera de las nuevas corrientes ideológicas, pero eso suena a dictadura de toda la vida. Y teniendo en cuenta que no es la primera vez que desde la formación intentan controlar el relato –financiando publicaciones, desmintiendo informaciones o tratando de silenciar a los díscolos– tiene pinta de que esto no es una rabieta sino un patrón. Y asusta. FOTO: el rey, pronunciando un discurso | efe

A Podemos le afloran tendencias poco acordes con la libertad