Una mujer que no sabe dónde vive

|

lo de que los golpistas catalanes vayan a ser recluidos en cárceles de esa comunidad es un poco como poner al zorro a guardar el gallinero. Pero, bueno, ya se sabe que algo hay que hacer para intentar que a los secesionistas les vuelva la cordura, aunque sea lo de que Junqueras y demás den con sus huesos en la que pasa por ser la mejor cárcel catalana. Por suerte, los sindicatos de funcionarios ya anunciaron que no consentirán y que denunciarán cualquier intento de trato de favor hacia los independentistas. Esperemos que su puesta en libertad no sea la próxima exigencia de Torra, porque, en ese caso, ya sabemos lo que sucederá. FOTO: Torra, llegando a la cárcel a rendir pleitesía | aec

Una mujer que no sabe dónde vive