A veces no está de más apostar por el diálogo

|

TAMpoco tenían que ser unas exigencias tan descabelladas las que solicitaba el comité de empresa del servicio de recogida de basuras, cuando apenas tres horas fueron suficientes para que el nubarrón de una posible huelga durante las fiestas se disipara sin que llegara a caer ni una gota del más fino orballo. Lo peor de todo es que fue necesario que los trabajadores se plantaran y convocaran una huelga para que los responsables municipales se molestaran, tan siquiera, en conocer sus demandas. Y eso que los mareantes, cada vez que pueden, sacan pecho y hablan del talante dialogante que preside todas y cada una de sus actuaciones. Es cierto que hasta el próximo lunes no se sabrá a ciencia cierta si el paro queda desconvocado, pero todo parece indicar que así será, ya que los trabajadores, en las asambleas celebradas hasta el momento, así lo han ratificado. Habrá ahora que esperar para saber si el positivo resultado que se ha conseguido dar a este conflicto sirve como piedra de toque para los munícipes y aprenden que, a veces, antes de tomar una decisión es preferible escuchar a las partes implicadas. FOTO: Reunión en la que se salvó la huelga | aec

A veces no está de más apostar por el diálogo