“Si la fábrica coruñesa cierra, la clase política gallega quedará deslegitimada”

roberto teixido visitó el pasado viernes el museo de la comunicación de el ideal gallego
|

El presidente del comité de empresa de la Fábrica de Armas tacha a los representantes de la multinacional de \“trileros\” y ve en el ERE solo una estrategia.

¿Cómo están los ánimos entre los trabajadores después de conocer los planes de la empresa?

Bueno, seguimos adelante, como llevamos haciendo muchos años. Seguimos defendiendo que la Fábrica de Armas de A Coruña tiene futuro y, cuando crees en lo que defiendes, solo te queda seguir firme hacia adelante.

No es esta la idea que tiene General Dynamics, que lo que quiere es cerrar la fábrica de A Coruña.

Nunca quisieron apostar por Santa Bárbara en España y eso se vio desde que en el 2001 se privatizó la empresa. Los sindicatos lo avisamos entonces y lo mantenemos ahora: lo que General Dynamics quiere es cargarse la industria de defensa terrestre española.

¿Pero qué interés puede tener una multinacional americana en liquidar ese sector español?

Pues precisamente eliminar todo competidor posible, no solo en España, sino en toda Europa. Hemos visto que, desde que General Dynamics aterrizó el España no ha invertido nada de sus beneficios en modernizar las fábricas o introducir programas de I+D+i. Todo lo que ha ganado aquí, y ha sido mucho, lo ha ido sacando para sus otras plantas fuera del país.

¿Cómo ha sido este proceso?

En 2001 no tenía ningún centro en Europa y ahora tiene plantas en Austria, Alemania, Suiza, Francia y Lituania. Nos sorprendimos mucho al conocer que hace tres años, la presencia de General Dynamics en Gran Bretaña era de solo una oficina comercial con 60 trabajadores y, a día de hoy, tiene tres centros y más trabajadores que en España.

¿Y el objetivo de todo esto?

Eliminar competidores y que toda su producción se realice fuera del país. Ahora mismo, el armamento de las Fuerzas Armadas Españolas, que fabrica Santa Bárbara, son españoles con patente alemana. Lo que pretende General Dynamics es sacar toda esa producción al exterior y ya veremos como dentro de unos años, las armas serán fabricadas en Estados Unidos o Canadá. Dependeríamos completamente de ellos.

¿Cómo podría producir ese armamento si desaparecen de España?

Es que no va a desaparecer. Lo que quiere es quedarse implantada en España pero con una representación muy pequeña: una oficina comercial y alguna fábrica pequeña. Lo justo para mantener los contactos políticos y tener la estructura necesaria para optar a los contratos públicos, cuando estos salgan.

Esa planta pequeña no sería la de A Coruña, porque según sus planes es la única que quieren cerrar.

Porque, según su visión, es la que no sale rentable. Los grandes programas que dan mucho dinero son los de fabricación de vehículos de Defensa, y eso se hace en las fábricas de Asturias y Sevilla. Estos programas son de unos 3.000 millones de euros. Lo nuestro son programas a más corto plazo, armas más pequeñas. También hacíamos piezas los vehículos, pero esto, evidentemente, lo pueden hacer en el resto de plantas, por lo que no les compensa mantener viva A Coruña.

Desde que se conoció la noticia, la empresa no se ha movido de su postura.

Creemos que acabará echando marcha atrás. Lo que vemos en este ERE es un órdago de la empresa al Gobierno para conseguir créditos y contratos. Son unos trileros.

¿Entonces cree que todo esto no es más que una estrategia?

Sí, exacto. Y está en la responsabilidad de los Gobiernos central y autonómico pararle los pies a la empresa. La pelota está ahora mismo en el tejado de Núñez Feijóo, que tiene que defender la industria gallega. Y se lo hemos puesto muy fácil. Solo tiene que pedir una reunión con la empresa y mostrarse firme en la defensa de A Coruña.

También en el Ministerio ¿o no?

Por supuesto. Seamos serios. ¡Cómo pueden decir que no son competentes!. El Ministerio es dueño de los terrenos y de las instalaciones. Privatizó la empresa en base a unos criterios que no se han cumplido. Tienen capacidad de veto y hay que recordar que el 94% de la producción de Santa Bárbara en España es para el Ejército.

Entonces, ¿no cree que la Administración esté haciendo nada para defender la fábrica?

La Xunta y el Ministerio, no mucho. El alcalde y el gobierno local en general están haciendo una labor encomiable. Últimamente, Carlos Negreira y yo parecemos pareja de hecho, vamos juntos a todas partes. Es de agradecer que haya reunido en Madrid a todos los alcaldes de las poblaciones afectadas por el ERE para redactar un manifiesto de apoyo a los trabajadores.

¿Por qué cree que no se \“mojan\” el resto de gobernantes?

Igual se han dado cuenta de que se han equivocado, y por eso hay declaraciones sin sustancia. Pero lo cierto es que General Dynamics no solo agrede a los trabajadores, sino a todo el Gobierno y lo está ninguneando. Es necesario que la defensa sea en un frente común. Si cierra la Fábrica de Armas de A Coruña, la clase política quedaría completamente deslegitimada. La actitud del Ministerio insulta a la inteligencia del individuo.

¿Qué le exigen?

Que tenga clara la política de Defensa que quiere y que tomen una decisión soberana, ya que General Dynamics ha incumplido el acuerdo. Lo mismo que la Xunta, que el bipartito de Touriño realizó un trabajo muy importante en la defensa de la fábrica. Hay precedentes de trabajo bien hecho, así que se puede salvar desde la política.

“Si la fábrica coruñesa cierra, la clase política gallega quedará deslegitimada”