Navantia diluye el plan industrial en un documento de trabajo que no resta empleo ni centros

El Ideal Gallego-2013-12-03-024-b516c172
|

El plan estratégico que Navantia anunció a finales de septiembre se ha diluido de momento, puede que como consecuencia de la presión, en un \“Documento de trabajo para el futuro\” que ayer presentó al intercentros el presidente del grupo público, José Manuel Revuelta, advirtiendo de que se trata de algo todavía \“abierto\”. En él no se contempla ningún ajuste en el empleo y tampoco ningún recorte de capacidad en cuanto a los centros productivos y únicamente se prevé una política de compras como vía para reducir costes fijos.
La reunión entre Revuelta y los representantes sindicales se celebró ayer en Madrid y duró más de tres horas, durante las cuales los delegados de la compañía y de las empresas auxiliares seguían encerrados en el Ayuntamiento de Ferrol y a la espera de noticias. Allí seguirán hasta esta mañana, cuando está previsto que los trabajadores salgan del astillero para analizar en una asamblea informativa el resultado del encuentro. En principio, no resultó nada tranquilizador para el portavoz del comité de Ferrol, Ignacio Naveiras, que ayer comentó que \“nos preocupa más lo que no contaron\”.
Fuentes de Navantia incidieron en el principal mensaje que se quiso trasladar también a los representantes sindicales y que no varía nada con respecto a las últimas manifestaciones de la empresa: que el grupo es viable, aunque necesita cambios, que la base del documento es mantener los centros y el empleo y que todos los esfuerzos, en este momento, están dirigidos a conseguir carga de trabajo.
En lo inmediato, no osbtante, no se transmitieron a la parte social más expectativas que las de la construcción del flotel de Pemex –es la apuesta que se da como más segura–, los gaseros para Gas Natural y Repsol y el contrato de Turquía. Naveiras señaló, al respecto, que \“el documento no puede servir para tranquilizarnos cuando la ocupación es la que es, hay que tapar un hueco de seis meses de vacío y fían todo a tres proyectos que no pueden darse por ganados\”.

Mercados
El \“documento\” dibuja de forma \“ambigua\”, en opinión de la parte social, cuál ha de ser el futuro mercado de Navantia. Este ya no será en exclusiva el militar, sino que se abre el abanico al civil, eólico y al offshore una vez que en enero de 2015 cae el veto comunitario. El presidente de Navantia se detuvo en la reunión a hablar sobre los nuevos buques de guerra que pide el mercado y la necesidad de adaptar la cartera de productos de la compañía, y también se apuntó la posibilidad de alianzas con subcontratistas para competir en mejores condiciones. Cuestiones que, en opinión de Naveiras, son cuestiones que atañen directamente a los gestores de la empresa.
Cuando todavía no se ha firmado el preacuerdo de convenio colectivo –con la oposición de los trabajadores–, la compañía apunta ya a la posible conveniencia de negociar uno nuevo. Así, se volvió a incidir en la necesidad de contar con un marco laboral que garantice la \“flexibilidad\” que requerirá el mercado, con cada vez más contratos que se construirán en astilleros extranjeros y no en los propios.
También se habló en la reu-nión de la Armada y de la futura fragata F-110, aunque la parte social tampoco encontró satisfacción en este asunto a sus demandas. La empresa mantiene el proyecto en fase de definición hasta después de 2014.
El comité intercentros solicitó una copia del documento elaborado por la empresa, que de momento no le ha sido facilitado, y también reiteró su demanda de que no se presente al consejo de administración convocado para mañana. De momento, nada hace pensar que la dirección de la compañía vaya a variar sus planes al respecto.
El alcalde de Ferrol, José Manuel Rey Varela, recordó ayer su exigencia de que dicho plan no sea aprobado y consideró que, aunque la reunión no avanzó con respecto a la información que facilitó Reguera, \“ha habido un cambio en cuanto a considerar que hay futuro y a que la falta de productividad no está relacionada con los trabajadores ni con los centros de la ría de Ferrol\”. n

Navantia diluye el plan industrial en un documento de trabajo que no resta empleo ni centros