La gran fiesta del Coliseum vivió un nuevo capítulo

Los galardones de técnica del año anterior fueron una vez más entregados en la siguiente edición.
|

El Trofeo Miguelito demostró, en su vigésimo cuarta edición que sigue siendo la gran fiesta del judo gallego. Una vez más, tres mil niños desfilaron a lo largo de toda la mañana por el Coliseum, y con ellos, sus familiares y amigos. Auque jugaba el Deportivo, hubo lleno a lo largo de toda la jornada.

Así lo destacaba el presidente de la AD Miguelito, Miguel Ramos, que un año más tuvo la satisfacción de ver la buena salud que tiene este Trofeo. \“Da igual que haya fútbol, la gente responde igual y la verdad es que ha sido muy bonito\”.

Sobre todo quiso destacar, por primera vez en la historia del evento, la presencia del presidente de la Xunta. Alberto Núñez Feijóo no quiso perderse esta edición y acabó satisfecho con la experiencia, como recuerda Miguel Ramos. \“Le ha impresionado el Miguelito. Ha sido muy divertido porque nos hemos saltado todos los protocolos\”.

También incidió en que el modelo de este Trofeo interesa mucho en otras partes de España. \“Ha venido gente para ver cómo pueden organizar el Miguelito en su ciudad. La verdad es que tiene mérito que después de 24 ediciones no haya perdido frescura ni interés\”.

La clave está en que se ha bajado la edad de participación. \“Sobre todo es especial para los niños que participan por primera vez, los de tres años. Y vienen con muchos familiares\”.

El escenario también hace mucho. \“El Coliseum es perfecto, y queda muy bonito cuando están todos los tapices colocados\”. Y siempre hay alguna anécdota. \“Es bonito ver a niños que a lo mejor tienen el brazo escayolado pero participan igual\”.

Y ahora, a pensar en la vigésimo quinta edición. \“Queremos cumplir nuestras Bodas de Plata. Sin duda el de 2013 será un Miguelito muy especial\”.

La gran fiesta del Coliseum vivió un nuevo capítulo