Los partidos rechazan la idea del pago sanitario progresivo en función de la renta

Floriano, momentos antes de su comparecencia ante los periodistas efe
|

La reflexión del ministro de Economía, Luis de Guindos, sobre la posibilidad de establecer un pago progresivo en función de la renta por las prestaciones sanitarias fue rechazada ayer por los principales partidos políticos, incluido el PP, que lo consideró una opinión personal.

Los populares mostraron su total compromiso con la gratuidad de la sanidad, mientras que el PSOE calificó de \“deplorables\” las \“veleidades y frivolidades\” del Gobierno sobre el futuro de este servicio e IU avisó de que se trata del \“primer paso\” para universalizar el \“repago\”.

La polémica por las palabras del ministro coincidió con el anuncio hecho por el Gobierno de que prevé un ahorro superior a los 10.000 millones de euros en materia de sanidad y educación con una mayor racionalización del gasto, eliminación de duplicidades y mejora de la eficiencia en la gestión.

De Guindos apuntó en una entrevista en la Cadena Ser en la mañana de ayer que el Ejecutivo no se propone fijar el copago sanitario para reducir el déficit, como en Cataluña, pero comentó que sí estudia la opción de fijar una retribución progresiva en materia sanitaria por el nivel de ingresos.

Según el titular de Economía, el Ejecutivo tiene que valorar si se deben mantener todas las prestaciones sanitarias de forma gratuita a aquellas personas con rentas superiores a los 100.000 euros.

Jorquera defiende que Botín, por ejemplo, no debe pagar más por la sanidad pública, sino más tributos

Eliminar lo superfluo > De Guindos defendió abrir un debate con las comunidades para priorizar los servicios básicos y eliminar lo superfluo.

\“Una reflexión personal\”, así calificó el vicesecretario de Organización del PP, Carlos Floriano, la propuesta del ministro.

El dirigente popular subrayó que su partido es partidario de la gratuidad, \“como no puede ser de otra manera\”, y recordó que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, \“se ha pronunciado en la misma dirección\” y rechazó en público el copago.

Floriano se remitió en este tema a las palabras de la titular de Sanidad, Ana Mato, en las que defendió con anterioridad la sanidad pública, universal y eficiente.

El dirigente del PP recordó que el PSOE había fijado el copago como línea roja en materia de sanidad y señaló que su partido le toma la palabra para que cuando el Gobierno plantee otras cuestiones en materia sanitaria, las apoye.

Tarjeta única > En concreto, se refirió a la creación de una tarjeta sanitaria única, la existencia de unos servicios sanitarios iguales para todos o una central de compras. \“Si su línea roja es solo el copago y el copago no se plantea, que apoyen las otras reformas\”, pidió antes de instar a la dirección federal socialista a que exija a sus compañeros en Andalucía que apoyen una cartera de servicios básicos.

Ante el planteamiento del ministro, el líder del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, aseguró que hay que preservar la sanidad en España, porque es \“la joya de la corona\” y funcionó \“muy bien\”.

El secretario general socialista remarcó su rechazo al copago por ser \“injusto e ineficaz\” y se mostró abierto a participar en un debate \“en serio\” sobre la financiación sanitaria y no en uno \“de quinta\”, como se había abierto estos días a su juicio.

Rubalcaba añadió que le parecen \“deplorables\” las contradicciones entre el ministro De Guindos y el PP y recomendó al Gobierno que \“si tiene que tranquilizar a los mercados, que haga unos Presupuestos más serios\”.

Para el líder de IU, Cayo Lara, este es el \“primer paso\” para universalizar el \“repago\” por parte del Gobierno, que \“en el fondo\” quiere privatizar servicios públicos esenciales.

También se pronunció sobre esta cuestión el presidente del Congreso, Jesús Posada, que aseguró que no le gusta el copago para financiar la sanidad, pero admitió que es un sistema que \“también se tiene que estudiar\”.

Más impuestos > El BNG, por boca del diputado Francisco Jorquera, rechazó la propuesta porque entiende que el presidente del Grupo Santander, Emilio Botín, por ejemplo, no debe pagar más por la sanidad pública, sino más impuestos.

Desde el sector sanitario, varias organizaciones médicas y de pacientes comentaron que el sistema necesita reformas para garantizar su sostenibilidad y concretarlas en un pacto de Estado, pero avisaron de que no se puede hacer a cualquier precio.

La Confederación Estatal de Sindicatos Médicos (CESM) y el Foro de la Profesión Médica lamentaron la inconcreción en las propuestas sobre sanidad, en tanto que la Organización Médica Colegial (OMC) rechazó la \“incertidumbre\” que se deriva las declaraciones y consideraron \“inaceptable\” el \“copago asistencial\”, afirmaron.

Los partidos rechazan la idea del pago sanitario progresivo en función de la renta