La Guardia Civil no hace inspecciones de Transportes desde hace más de un año

Camiones aparcados en una calle del polígono comercial de Pocomaco
|

La Guarida Civil de A Coruña carece de grupo de Transportes desde hace más de un año. En todo ese tiempo, no se han realizado inspecciones rigurosas de tacógrafos, ni de la licencia comunitaria, ni de pesaje, según explicaron fuentes del propio Instituto Armado. \“Las únicas revisiones que se han hecho son las que puede hacer las patrullas normales de Tráfico, que no son expertos\”. En realidad, el único guardia formado para estas tareas en la comandancia coruñesa se marchó hace más de un año para unirse a las tropas españolas destinadas en Afganistán.

Esta situación irregular podría ser solucionada a corto plazo si sale adelante una iniciativa para formar un nuevo grupo de Transportes, pero, por el momento, los únicos que existen son los del subsector (para toda la provincia) y el del sector. Como la crisis hace que a veces, para ahorrar costes, se fuerce tanto a conductores como a vehículos, fuentes de la asociación Unión de Guardias Civiles (UGC) consideran que la situación atenta contra la seguridad vial.

Otro punto sobre el que inciden es el control del gasóleo agrícola. Este está subvencionado, por lo que es más barato, pero debe emplearse únicamente en maquinaria para trabajar los campos. Sin embargo, existe la práctica de llenar el depósito del tractor para después vaciarlo y traspasar el combustible a un camión u otro vehículo que también emplee gasóleo. Con los precios que se están alcanzando estos días y que han llevado a las asociaciones de empresas de transporte a solicitar una bajada en los impuestos, los agentes sospechan de que solo l falta de control impide descubrir que los casos han aumentado: \“Es muy parecido al robo del cobre: cuando sube el precio del metal, también aumentan los robos\”, aclaran.

El control del gasóleo también se ha abandonado en un momento de subida del combustible

De Hacienda > Usar de forma fraudulenta gasóleo subvencionado es un delito fiscal por lo que Hacienda puede castigar al culpable con multas de varios miles de euros, hasta 40.000, según el caso. \“Es muy raro que ocurra, porque apenas se hacen controles, pero cuando ocurre, a la persona normalmente no le sale a cuenta\”, explica un agente del Instituto Armado. En febrero la DGT llevó a cabo una campaña de una semana de duración sobre furgonetas y camiones, en las que se comprobaron las condiciones técnicas y elementos de seguridad del vehículo, peso y acondicionamiento de la carga, estado de los neumáticos y adecuado funcionamiento del alumbrado, así como cuestiones de carácter administrativo examinando que la documentación que debe tener el vehículo, como tarjeta de transporte, ITV, para verificar que sea la correcta para la prestación del servicio a que se destina.

Sin embargo, en esta clase de controles no se comprueba nunca qué clase de gasoil lleva el conducto en el depósito de su vehículo. \“Y es fácil, porque lo único que hay que hacer es fijarse en el color\”, señalan estas mismas fuentes. El octanaje también es diferente pero aunque el agrícola, \“de una manera similar a la gasolina de 95 y de 98 así que, aunque sea diferente, funciona igual\”.

Y la demanda del gasóleo es alta en A Coruña. Los vehículos pesados, que son los que más la consumen, suponen el 13 por ciento del total del parque de vehículos en Galicia, y sobre sus conductores. Durante la misma campaña desarrollada el año pasado, se controlaron 2.855 camiones y furgonetas, de los que 2.515 eran vehículos nacionales y 340, extranjeros.

La demanda es tal que, ya durante el año pasado, se registraron varios robos de combustible en vehículos aparcados en la vía pública en lugares como el polígono de Pocomaco. Los empresarios percibían como, al día siguiente, había bajado inexplicablemente el nivel de los depósitos. En algunos casos fue la vigilancia privada del mismo polígono la que consiguió atrapar a los responsables, en otras ocasiones fueron agentes de la Policía Nacional los que practicaron el arresto. En cambio, en lo que se refiere al control del combustible subvencionada, este es inexistente. Según la UGC, \“no se han hecho más de dos en varios años\”.

La Guardia Civil no hace inspecciones de Transportes desde hace más de un año