Desmantelan la banda del Este que asaltó chalés en el área coruñesa

|

La Guardia Civil considera desmantelada la banda del Este que robaba en chalés de alto standing de la provincia tras la detención el lunes en Madrid de su líder, un albanés de 38 años, y de su compañera búlgara. Se trata de Astrit Bushi, que en 2007 protagonizó el violento asalto al chalé del empresario y ventrílocuo José Luis Moreno. En total, las autoridades calculan que su banda es la responsable de la ola de casi setenta robos que había asolado desde finales del verano toda la provincia. Todavía falta por detener a los autores materiales, tres albano-kosovares a los que ya se les supone lejos de Galicia.

Tenía su base en Lugo, pero escondía el botín en un zulo en el monte, antes de venderlo en Madrid

La Guardia Civil mostró en Lonzas el botín incautado: seis kilos y medio de joyas, que la pareja trataba de vender en Madrid. La detención la efectuó el Equipo contra el Crimen Organizado (ECO), radicado en Galicia, aunque con la ayuda de la Unidad de la Policía Judicial de A Coruña, cuya actuación elogió el delegado del Gobierno, Samuel Juárez. Con él se encontraban el general jefe de la Guardia Civil en Galicia, José María Feliz, el teniente coronel Jorge González y coronel Benedicto González, quien explicó los pormenores de la denominada operación \“Goldgang\”.

desde lugo

Según González, el grupo tenía su base en Madrid, pero operaba desde Lugo aunque \“todos los delitos se llevaron a cabo en la provincia, salvo contadas excepciones en Ourense\”. El coronel añadió que la investigación se vio dificultada por la profesionalidad de los delincuentes. Juárez explicó que \“eran un grupo organizado con unas formas de operar muy regladas\”.

Los mandos de la Guardia Civil aclararon que los ladrones nunca se enfrentaron a las víctimas de los robos ni emplearon la violencia, al contrario de lo que le había ocurrido a Moreno, que recibió una paliza. \“Si les descubrían, escapaban, lo que dificultó nuestra tarea porque nadie llegó a verles ni contábamos con una descripción\”, explicó el coronel González.

Muchas veces escapaban en un coche que robaban del mismo garaje de la casa que habían asaltado y luego lo abandonaban antes de dirigirse a su refugio en Lugo. Sin embargo, no guardaban allí el botín de sus robos, sino que lo \“enzulaban\”. Eso quiere decir que tenían un escondite en una zona boscosa próxima a la ciudad donde escondían las joyas. Cuando habían acumulado suficiente material, se dirigían a Madrid, donde se las entregaban a Bushi para que las vendiera.

Fue en la capital donde se practicó el arresto del delincuente y su pareja. En cuanto a las joyas, se descubrieron en otro zulo, este ubicado en un monte de Guadarrama, mientras que en el piso se encontraron también alhajas, así como instrumentos para medir la pureza, balanzas de precisión, equipos informáticos y teléfonos móviles. Los detenidos fueron puestos a disposición de las autoridades judiciales de Madrid, y han ingresado en prisión. En cuanto a los tres que siguen en libertad, están identificados y se tienen \“buenas expectativas\” de capturarlos. n

Desmantelan la banda del Este que asaltó chalés en el área coruñesa