El día en que la UCD arrasó en las urnas y logró las alcaldías en siete municipios del área

|

En las radios sonaban grandes éxitos como \“I’ll survive\” de Gloria Gaynor o el \“Solo pienso en ti\” de Víctor Manuel: canciones que formaban parte de la banda sonora de una democracia que vivía sus primeros años en este país. En concreto, un mes como este de hace 33 años –el 3 de abril de 1979–, eran los municipios los que daban un paso al frente y sus vecinos los que decidían por vez primera quién presidiría las casas consistoriales. Un proceso en el que la gran victoriosa fue Unión de Centro Democrático (UCD), que logró siete de las nueve alcaldías de la comarca.

Un área metropolitana que en 1979 tenía aproximadamente la mitad de habitantes que ahora. Algo más de 89.000 vecinos integraban lo que en la actualidad se entiende como Consorcio, frente a los más de 164.000 que hoy residen en Abegondo, Arteixo, Bergondo, Betanzos, Cambre, Carral, Culleredo, Oleiros y Sada.

Con sus 89.000 empadronados, la comarca acudió a las urnas para elegir a 133 concejales. Abegondo, Bergondo, Cambre, Carral y Sada tenían 13 ediles, mientras que el resto contaban con 17 representantes. Candidatos que, a su vez se presentaban por una lista como gran novedad, aunque algunos de ellos ya habían adquirido experiencia en la dictadura.

Fuera como fuere, las papeletas llegaron a las mesas electorales con partidos hoy extintos, como la propia UCD o Coalición Democrática. Otros, han evolucionado –y siguen su particular progreso– como el BNPG, y a ellos habría que sumar viejos conocidos como el PSOE y un buen número de independientes.

Más de 4.000 votos > Ángel García Seoane, candidato de Alternativa dos Veciños, logró en las últimas municipales la mayoría absoluta en Oleiros, un triunfo que su antecesor en el partido y en el cargo ya había conseguido en 1979. Lo que hoy se conoce como AV, por aquel entonces era la Candidatura dos Veciños que lideraba José Luis Martínez Suárez. Él puso la primera piedra de una larga trayectoria que ha llevado a esta formación a ocupar mandato tras mandato el sillón del alcalde.

El independiente arrasó y ninguno de los partidos que competían con él logró hacerle un mínimo de sombra. Triplicó al siguiente en número de concejales: doce frente a los cuatro que obtuvo UCD, mientras el último \“escaño\” lo ocupó otro independiente.

Alternativa comenzó a gestarse entre 1976 y 1978, cuando las primeras asociaciones de vecinos salían a la luz. Al año, aunaron esfuerzos en una candidatura para representar a las nueve parroquias y ahí nació Candidatura dos Veciños. Estas décadas de movimiento asambleario les llevó a obtener en 2000 el premio León Felipe a la Convivencia.

Aniversario betanceiro> \“Los tiempos no han sido fáciles pero sí han sido interesantes. La verdad histórica no podrá negarnos la parte que nos corresponde a la adaptación de nuevos sistemas\”, afirmaba Vicente de la Fuente García el día de su investidura.

De la Fuente fue el segundo alcalde de la democracia de Betanzos. El farmacéutico Ramón Sánchez García era el número uno de la lista de la UCD, pero por culpa de una enfermedad tuvo que abandonar el cargo en septiembre, cuando recogió el testigo De la Fuente en una apuesta por la \“tolerancia, participación y transparencia\”. Unas palabras que recordaba el Anuario Brigantino en 2004, cuando la primera corporación se reunía para celebrar los 25 años de las primeras elecciones municipales.

La UCD lograba en aquellos comicios más del 50% de los votos. Un porcentaje que le permitió una mayoría absoluta de nueve concejales frente a los cinco que consiguió el PSOE y los tres del Partido Comunista de Galicia, como aparece recogido en la documentación del Ministerio del Interior.

También la UCD triunfaba en Abegondo, en donde Miguel Patiño Vázquez fue el primer alcalde gracias al concejal \“extra\” que arrancó al PSOE.

Su compañero de partido José Carabel Balsa se alzaba con la alcaldía en Bergondo y, en Cambre, el primer mandatario fue Antonio Fernández Becerra.

En las elecciones de 1979 José Boga Bermúdez fue proclamado primer edil de Carral y en Culleredo, era Antonio Rodríguez Reboredo (en las siguientes elecciones ganaría el actual alcalde, Julio Sacristán). No obstante, en enero de 1980 tomaba el relevo Domingo Sierra Marcuño.

Por su parte, en A Coruña el triunfo era para Unidade Galega con Domingo Merino Mejuro al frente. Víctima de una moción de censura, en 1981, la alcaldía fue a parar a Joaquín López Menéndez, de UCD.

El día en que la UCD arrasó en las urnas y logró las alcaldías en siete municipios del área