La Comisión de Energía descarta nuevos parques eólicos en Galicia

Soria anunció a principios de año la supresión de las primas a la instalación de nueva potencia efe
|

Los apenas 3.455 megavatios de energía eólica que la Comisión Nacional de la Energía (CNE) asigna hasta 2015 echan por tierra las aspiraciones de Galicia de abrir nuevos parques.

La cifra que choca con los planes para el desarrollo de esta energía limpia que situaban la producción por encima de los 8.000 megavatios. De hecho, el concurso convocado por la Consellería de Industria preveía la asignación de instalaciones capaces de generar 2.325 megavatios.

Los planes de Industria apuntaban a una producción por encima de los 8.000 megavatios

La entrada en vigor del real decreto aprobado a principios de año para intentar controlar el déficit tarifario trajo consigo esta revisión a la baja de las previsiones de potencia a instalar en Régimen Especial, que es aquel al que se acogieron los productores de energías limpias para recibir una contraprestación pública junto al precio de venta en el mercado. La CNE considera en su informe marco de 2011 que \“esta reducción se supone absorbida en la Península\” y marca como excepción los sistemas eléctricos de las islas porque \“se considera de vital importancia\” que las renovables sigan creciendo en ellas por causas medioambientales y económicas.

Las primeras estimaciones cifran en unos 20.500 los megavatios de eólica destinados ahora al abastecimiento en España. Esta es la misma cantidad que se contempla para el resto del ejercicio.

La CNE eleva a 23.944 la potencia instalada en 2013 y a partir de ahí ni concede ni un megavatio más.

Para justificar su decisión, los responsables de la comisión achacan los aumentos registrados el próximo año a la bolsa de eólica que ya tiene el trámite de preasignación formalizado ya que a estas no les afectaría la entrada en vigor del real decreto-ley.

Los expertos consideran que el ahorro energético que se ha desarrollado en los hogares desde que comenzó la crisis y con el descenso del consumo entre las empresas, la demanda de electricidad no alcanzará los niveles previos a la crisis hasta 2016.

Ante el comportamiento esperado del PIB se espera que continúen las caídas en el consumo hasta dentro de unos cuatro años. Para entonces se espera una recuperación moderada. La atonía del consumo es una de las explicaciones que da Industria al bloqueo de las instalaciones productoras..

La previsión inicial contemplaba un aumento de 20.500 megavatios en 2011 a casi 26.000. Ante este panorama las proyecciones apuntaban a que el 39% de la demanda a final del periodo estaría cubierta con el régimen especial, frente al 35% de 2010.

La revisión de potencia implicó una reducción. Así, en el periodo de máximo consumo del invierno las energías limpias subvencionadas aportarán el 21% de la demanda, cuando se esperaba que fuese el 22%. Pese a los descensos, el supervisor energético defiende la \“suficiente potencia disponible en el sistema\”. \“Y, por tanto –continúa–, no resultaría necesaria la instalación de potencia adicional a la ya prevista, puesto que no se esperan problemas de cobertura\”.

La Comisión de Energía descarta nuevos parques eólicos en Galicia