El futuro de Artesanos queda en manos de los socios más mayores

Los empleados dudan del ánimo de los socios para presentarse quintana
|

El futuro del Circo de Artesanos pasa por aumentar el número de asociados o firmar algún convenio de colaboración con instituciones como el Ayuntamiento para salvar los graves problemas económicos que sufre. Aunque de momento todas esas decisiones están en el aire tras la dimisión de la junta directiva el pasado martes, al final unas políticas que tendrán sus efectos a largo plazo quedarán en manos de los asociados más mayores de la entidad, que son los que tienen la posibilidad de presentarse a las elecciones.

Tras la renuncia de la junta directiva del Circo en la asamblea general del pasado martes, se abre un período en el que los asociados podrán presentar candidaturas para las próximas elecciones. El proceso podría alargarse unos 40 días, ya que los empleados de la sede de la entidad en la calle de San Andrés calculan que se darán los primeros pasos para los comicios tras la Semana Santa.

En todo caso, se presente quien se presente, parece bastante claro que la directiva que cogerá el relevo estará formada también por personas muy mayores. La previsión la hacen los propios trabajadores del centro ya que, según aclaran, los estatutos solo permiten concurrir al proceso electoral \“a aquellos socios que tienen tres años de antigüedad\” en la entidad y estos, en su mayoría, están en edades considerables.

Algunos asociados más jóvenes, como es el caso de algunos comerciantes que se dieron de alta en la organización en las últimas semanas, propusieron el martes que se cambien los estatutos para abrir la dirección a las nuevas generaciones. El objetivo de esta petición era que Artesanos pueda ser reorganizado más acorde a la sociedad actual si bien por el momento ese extremo parece poco probable.

Al contrario que estos nuevos miembros, otros asociados que rebajan la media de edad de la mayoría, como es el caso del empresario Gerardo Crespo, están a favor de que las normas continúen tal y como están. \“Yo soy socio desde hace un año y por tanto estoy descartado; es bueno que vaya entrando gente joven pero creo que los estatutos están para cumplirlos\”, comenta Crespo.

Dudas sobre el interés >Aunque la hipótesis de que se hagan cargo personas mayores parece la más probable, ahora dependerá de que alguno de esos socios veteranos esté dispuesto a asumir la responsabilidad de manejar la institución en uno de sus momentos más difíciles. Actualmente la carencia de dinero para mantenerse es la mayor preocupación porque incluso se le adeudan más de tres mensualidades a sus seis empleados.

Esta situación también preocupa a los trabajadores que en cierto modo dudan de que \“haya material humano para una junta que pueda hacerse cargo\” ya que la gente \“es muy mayor\” y la renuncia de la ya exdirectiva lo demuestra.

El futuro de Artesanos queda en manos de los socios más mayores