A los presos del procés se les acabó la fiesta

El líder de ERC, Oriol Junqueras, es homenajeado por su partido y sus vecinos en su pueblo el día en el que ha alcanzado -como otros tres presos condenados por la sentencia del procés- su clasificación de preso en tercer grado,
|

parece que, al menos por una temporadita, se acabó la buena vida para Oriol Junqueras, Raúl Romeva, Jordi Sànchez, Jordi Cuixart y Joaquim Forn. Una jueza ha determinado que no se les puede aplicar el tercer grado, ese que les permitía ir a la cárcel solo a dormir de lunes a viernes y que pasaran los fines de semana en sus casitas. La magistrada lo tiene clarísimo y así lo explica en su auto: “El internamiento efectivo es el único modo de concienciar al delincuente de que no puede abusar de la situación de poder que ostentaba convirtiendo su propia voluntad en ley”. Además, recuerda que ninguno de ellos se ha arrepentido de lo hecho, lejos de ello, en numerosas ocasiones han declarado que si se vuelven a encontrar en una situación similar, volverían a hacer lo mismo. Veremos ahora lo que tardan sus amigos de la Generalitat, que tiene las competencias penitenciarias transferidas, en encontrar algún otro resquicio legal para conseguir que su paso por la prisión sea lo más corto posible. FOTO: Junqueras, dando un mitin en una de sus salidas de la cárcel | aec

A los presos del procés se les acabó la fiesta