El arte de improvisar en temas que son muy importantes

|

Cuando comenzó la pandemia nos recomendaron llevar mascarilla. No lo hicieron obligatorio (según se confesó luego) porque no había suficientes mascarillas para todos. Los españoles se lanzaron entonces a las farmacias, a internet y a donde pudieron en búsqueda de los protectores, pero pocos los consiguieron. Ahora ha pasado algo similar. Resulta que el Gobierno se ha cansado de pedirnos que nos vacunemos contra la gripe y cientos de miles de personas se lanzaron a solicitar su vacuna y, para su disgusto, resulta que el sistema poco menos que ha colapsado, que las dosis no llegarán para todos y que, además, la cita se la dan allá por dentro de dos meses. No hay nada peor que la improvisación en un asunto tan crucial como la salud. FOTO: Una mujer recibe su vacuna de la gripe | aec 

El arte de improvisar en temas que son muy importantes