El coste que tiene ser el inquilino de La Moncloa

|

Como no podía ser de otro modo, el Gobierno está dando ya los primeros pasos para trasladar a cárceles catalanas a los secesionistas que se encuentran en prisión preventiva. Una iniciativa que no por conocida ha dejado de provocar ampollas en quienes consideran que Sánchez y los suyos están pagando el peaje por el apoyo a la moción que propició el cambio de inquilino en La Moncloa y, al mismo tiempo, con Mariano Rajoy como registrador de la propiedad en Santa Pola. El problema no radica tanto en que los Junqueras, los jordis y demás acaben con sus huesos alojados en un penal catalán, la cuestión capital es que la Generalitat la que tiene las competencias de prisiones, lo que, a la postre, se traduce en que serán políticos catalanes los encargados de determinar los privilegios que recibirán los golpistas. Y, ya se sabe, cuando se pone al zorro a vigilar el gallinero, la cosa puede terminar mal. Al menos hasta que se celebre el juicio y haya una sentencia firme. Y, por cierto: ¿Alguien duda de que los etarras también acabarán en cárceles vascas?. La cuestión es saber si se le concederán a Euskadi la competencia de prisiones. FOTO: Pedro Sánchez | aec

El coste que tiene ser el inquilino de La Moncloa