El cava va camino de saber a bourbon

EL mundo del cava se convulsionó en el mes de marzo, cuando Freixenet, una de las joyas de la corona de Cataluña –¡vaya paradoxo!, ¡una corona en una república!– pasó a ser propiedad de la empresa Henkell. Del España nos roba se pasó al Alemania nos roba. Pero ahora también a los americanos les da por la mangancia y el fondo inversor estadounidense The Carlyle Group se ha hecho con el control de Codroniú. Veremos que ocurre en navidades, porque igual la Merkel hace de burbuja y el cava sabe a bourbon. Habrá que esperar unos meses. ¡Que impaciencia! FOTO: una barrica de la nueva empresa americana | aec

El cava va camino de saber a bourbon

Te puede interesar