Hacer como que no pasa nada cuando todo va mal

|

Los que todavía están de vacaciones lo último que quieren escuchar es lo descontrolado de la situación en lo que a contagios de coronavirus se refiere. Y los que intentan salvar su negocio y hacen malabarismos para que las cuentas cuadren a pesar de las restricciones de aforo y de horario prefieren que los que aún tienen ganas de salir de casa tampoco se enteren de los datos. La cosa va mal. En veinticuatro horas se ha registrado el mismo número de positivos que en todo el mes de junio. En un día, han leído bien. Hay que tener en cuenta que ahora se realizan muchas más pruebas PCR que hace dos meses, sí, podemos intentar consolarnos con eso, pero el panorama es más que alarmante. Especialmente, con lo que nos espera a partir de la próxima semana, con el regreso al trabajo de buena parte del país y la vuelta a las clases. Podemos elegir cerrar muy fuerte los ojos y esperar a que todo pase, pero igual cuando queramos abrirlos ya no podemos. O descubrimos que lo que ha pasado es terrible. FOTO: dos turistas en una playa de menorca, ajenos a las malas noticias | efe

Hacer como que no pasa nada cuando todo va mal