Un Carranza que va a pagar por otro

|

LOS espectadores del estadio Ramón de Carranza recibieron al grito de “Hello, Kichi” a José María González, alias Kichi, el primer día que, tras ser investido alcalde, acudió al campo como un hooligan más del Cádiz. Ahora sus convecinos, tanto los futboleros como los que no lo son no, le gritan “Bye bye, Kichi”, porque quiere rebautizar el estadio. El nombre nuevo aún no se sabe cuál será, pero el regidor está empeñado en cargarse el de ahora porque Ramón de Carranza era un franquista. Y es verdad; pero su padre no lo era y él es quien da nombre al campo de fútbol, cuando le dijeron al Kichi que se había columpiado, no le hizo ninguna gracia. FOTO: el kichi | aec

Un Carranza que va a pagar por otro