El buen rumbo que sigue Abanca

|

Abanca logró cerrar en números negros un complicado primer semestre del año, marcado por la crisis y las incertidumbres que, a nivel económico genera la pandemia. La entidad gallega obtuvo 133 millones de beneficio lo que, además, le permite mirar al futuro con optimismo. Tras el acuerdo con Credit Agricole para comprar Bankoa y tras las adquisiciones de la red del Deutsche Bank en Portugal y Caixa Geral en España, sigue “atenta” a cualquier otra “oportunidad” de crecimiento, ya que tiene sobrada liquidez para ello (un exceso de capital de casi 1.500 millones). FOTO: juan carlos escotet | aec

El buen rumbo que sigue Abanca