Una felicitación por carta y gracias

|

kim Jong-un ha empezado 2021 desganado. O afónico. Nada del tradicional discurso televisado del líder norcoreano para dar la bienvenida al año nuevo. Una carta y gracias. Y hay que entenderlo. Así se ahorra el maquillaje, los ensayos, la grabación –repeticiones seguro que no hace, que es infalible– y el dedicarle más tiempo del estrictamente necesario a desear a sus ciudadanos que lo que viene sea mejor que lo que dejan atrás. Aunque en un país en el que después de doce mese de  pandemia no ha entrado el virus, tal como asegura Kim Jong-un, es complicado ir a mejor. FOTO: kim jong-un | aec

Una felicitación por carta y gracias