El peso (y el alto coste) de la fama

|

El día que el príncipe Harry y Meghan Markle decidieron abandonar la familia real, lo hicieron con todas sus consecuencias. Parece ser que no soportaban estar siempre en medio del foco mediático y los constantes compromisos a los que se veían obligados a acudir les resultaban tediosos. Ahora, tras un paso por Canadá, viven su amor en Los Ángeles. Sin embargo, esto no quiere decir que su vida sea un camino de rosas. Lejos de ello, ahora se quejan del pastón que tienen que dedicar a contratar seguridad privada que los siga protegiendo de los paparazzi, que se siguen cebando con la pareja. FOTO: Meghan Markle y el príncipe harry

El peso (y el alto coste) de la fama