La respuesta gallega a Podemos

|

La venganza es un plato que se sirve frío y ayer fueron muchos los internatutas que se chotearon de Pablo Iglesias. Y lo hacían a cuenta de los ataques del podemita contra Pablo Iglesias. “¿Qué tal lo de meterse con Amancio?”, le preguntaban, al tiempo que consideraban que Amancio Ortega estaría satisfecho con la muerte política de Podemos en su tierra. Seguramente no sea así. Lo más normal es que el fundador de Inditex haya pasado por encima de la debacle electoral podemita como pasa de sus críticas a sus donaciones. Los que están obsesionados con él son ellos y ese sentimiento no es recíproco. FOTO: Pablo Iglesias, como pensando | aec

La respuesta gallega a Podemos