“El PGOM no se puede usar como una venganza hacia los ciudadanos”

|

Ernesto Anido llegó como un novato a la alcaldía hace poco más de un año. En todo este tiempo, asegura, ha aprendido a sentirse cada vez más cerca de los vecinos, a escuchar sus problemas y a intentar, no se cansa de repetirlo, devolver a Sada una serie de cosas que, a su entender, había perdido en los últimos años.

en 14 ó 15 meses podría estar tramitado el pgom, pero para eso todos tenemos que trabajar en la misma dirección

no considero una victoria política la paralización del desalojo de la marina. por ahora es un respiro

Lleva ya un año al frente del Ayuntamiento de Sada en su primera experiencia política. ¿Qué balance hace?

El balance es muy positivo. El objetivo que teníamos marcado al inicio del mandato creo que se ha conseguido, que era dar a Sada una estabilidad política que hacía años que no se establecía. Y eso lo perciben los ciudadanos. Es uno de los principales objetivos alcanzados y es más que importante. Que Sada vuelva a ser un Ayuntamiento normal con preocupaciones serias y no de las riñas y peleas en su gobierno.

Una vez lograda esa estabilidad que comenta, ¿qué otras metas considera satisfechas?

En nuestro programa llevábamos la modificación puntual de la ordenación urbanística. Hubo conversaciones con la Consellería de Medio Ambiente, Territorio e Infraestruturas y se ha hecho en menos de un año. Que el ciudadano pueda dividir o segregar sus fincas, cubrir las pistas deportivas... Una serie de mejoras que repercuten directamente en los vecinos. Prueba de ello es ver la cantidad de solicitudes de segregaciones, de ventas, de movimiento que se han producido como consecuencia de esta modificación.

perfil

Ernesto Anido Varela (5 de septiembre de 1970).
Natural de Betanzos, ha trabajado siempre en el ámbito privado, en una empresa familiar.
El hoy alcalde lleva apenas una década viviendo en la localidad sadense, donde sí nació su hija.
Se confiesa un apasionado del mar, de la pesca y de todo lo relacionado con el motor.
Se arrepiente de no haber continuado con sus estudios de piano, de lo que se deduce una afición por la música.
En cuanto a la política, accedió a la petición que le hizo el presidente provincial del PP, Carlos Negreira, de presentarse a las elecciones municipales, en las que, nada más llegar, además de la alcaldía, logró duplicar los concejales que los populares tenían.

Hablando de urbanismo, ¿cómo va el Plan General?

Estamos trabajando muy bien con el tema del PGOM. Lo llevaremos a pleno para su aprobación inicial tras el verano. Se ha enviado un informe por parte de la Xunta que ha sido favorable. Se establecen una serie de observaciones que nosotros debemos justificar, pero que para nada paraliza los tiempos del PGOM.

¿Qué plazos se manejan entonces para su aprobación definitiva?

Creo que estará perfectamente tramitado en el plazo de 14 ó 15 meses, después del verano de 2013. Es un objetivo alcanzable, una apuesta seria e importantísima para Sada, que está sin Plan General. Debemos trabajar todos al unísono para ello.

¿Se ha cambiado mucho lo que hizo el gobierno anterior? Aunque, al fin y al cabo, el documento de inicio es una radiografía de la situación actual...

Sí, es una radiografía un tanto direccionada por la política del Bloque Nacionalista Galego. Pero nosotros hemos continuado con el equipo redactor que habían contratado ellos y que es el que establece el apartado técnico del PGOM. En cuanto a la filosofía del plan, creo que estamos todos de acuerdo, que es no empeñarse en objetivos personales y no usarlo como una venganza hacia los ciudadanos, sino que favorezca el crecimiento y la seguridad jurídica en Sada. Congregar todo eso y que Sada deje de salir en los medios por causas que no son nada beneficiosas.

¿A qué se refiere con eso de la venganza hacia los ciudadanos? ¿Alguna actitud del ejecutivo anterior?

Bueno, me refiero al hecho de no ir en contra de los intereses generales. Es decir, no voy a proponer como objetivo el derribar, el tirar, el no hacer, el tener edificios estandarte, el no dar soluciones a determinados problemas que tiene Sada. Prueba de ello es el edificio de la Marina. Yo no quiero decir con esto que se vaya a solucionar o no, simplemente que voy a utilizar la ley en beneficio del administrado, en beneficio de los vecinos, y no para justo lo contrario, el no estar pidiendo al juez que me deje entrar para desalojar el edificio, hacer eso y esconder la mano. Y encima ahora exigir soluciones. Los que han estado antes no han hecho nada.

¿La paralización de ese desalojo lo considera por tanto una victoria política?

No. Eso de momento es un respiro para los ciudadanos que están afectados, que son muchos. Pero insisto, un político tiene que utilizar la ley en beneficio de los administrados. Y siempre que sea dentro del marco legal, de lo que me marca la ley. Y que no dependa de la simpatía del alcalde el dar una licencia de primera ocupación o no darla. Oiga, esto tiene que ser un ayuntamiento serio y moderno.

Otro tema urbanístico, aunque la polémica haya sido con la oposición y con la comunidad educativa, es el del CEIP Sada y sus Contornos. Al final, sí habrá ampliación.

A propuesta de la administración local se ha llevado una solución definitiva para Sada y sus Contornos. Y la Consellería de Educación la ha estimado y el jefe territorial de este departamento ha mediado entre todas las partes y hemos llegado a un acuerdo para que los niños del colegio tengan unas instalaciones acordes con el siglo XXI. Y todo eso, sin costarles un duro a los sadenses. La Xunta se ha comprometido con 800.000 euros a zanjar definitivamente esas reivindicaciones que la comunidad educativa, creo que con razón, expresaban. Debía ser una solución inmediata y no podíamos estar más tiempo mareando la perdiz. La solución es satisfactoria para todos.

Entonces, ¿la relación entre el Ayuntamiento y la comunidad educativa de este centro ha mejorado? ¿Se han reunido ya sin la Xunta de por medio?

No, pero creo que ahora se abre una nueva etapa y he enviado un saluda al presidente del ANPA. La buena relación la doy por hecha. Debemos trabajar por los intereses de los niños y hay que ser coherente y responsable, algo que todas las partes han hecho.

Cambiando de centro, ¿qué le parece que exmiembros del ANPA de Mondego hagan una nueva asociación?

No voy a entrar en eso. Como ya dije, los políticos debemos hacer política y los padres y profesores hacer su papel. Cada uno, a lo que se dedica. Intentar poner contra las cuerdas a un gobierno con estas asociaciones no va conmigo. Pero todos tendrán las puertas abiertas. n

“El PGOM no se puede usar como una venganza hacia los ciudadanos”