El rey mantiene su evolución positiva e intensifica su recuperación en el hospital

La reina y el príncipe, a la salida del hospital USP San José tras visitar al rey efe
|

El rey \“continúa evolucionando muy positivamente\” en el hospital USP San José y ha podido \“intensificar el programa de recuperación\”, una vez que ya \“ha desaparecido la inflamación inicial\”, según el parte médico leído ayer por el director gerente del centro médico, Javier de Joz.

Aunque el parte médico no precisa este extremo, no es descartable que don Juan Carlos –que fue intervenido quirúrgicamente en la madrugada del pasado sábado, tras fracturarse la cadera derecha por una caída en Botsuana–, pudiera recibir hoy el alta hospitalaria.

El parte médico dado a conocer a mediodía de ayer, firmado por el doctor Villamor –que dirigió la intervención quirúrgica– y el jefe del Servicio Médico de la Casa del Rey, Avelino Barros, indica que don Juan Carlos \“sigue descansando bien\” y durante la mañana de ayer se le practicó una nueva cura.

En ella, explica el parte, \“se ha comprobado que ha desaparecido la inflamación inicial\” y que \“la evolución de la incisión quirúrgica es correcta\”, lo que permite \“que se haya podido intensificar el programa de recuperación\”.

El lunes, los facultativos que atienden al rey llevaron a cabo \“varias sesiones enfocadas a mejorar la autonomía conseguida\”, concluye esta nota.

La infanta asegura que no ha oído nada de la polémica por el safari en Botsuana

Animado > La reina encontró al rey en el hospital \“muy animado\” y con \“buen apetito\”, reafirmó que \“pronto\” recibirá el alta hospitalaria y agradeció a los periodistas su \“paciencia\” por pasar tantas horas a la entrada del centro médico en espera de noticias sobre su estado de salud.

Doña Sofía permaneció en el hospital más de dos horas y media y, según fuentes de la Casa del Rey, almorzó junto a don Juan Carlos en la habitación del centro médico.

\“Está bien, muy animado, como ayer (por el lunes)\”, manifestó tras su visita la reina, sonriente, a los numerosos informadores congregados junto a la puerta principal del hospital, antes de añadir: \“Y nada más que decir, porque no hay nada más que decir\”.

Tras afirmar que los médicos no le han dicho nada sobre cuándo tienen previsto autorizar el alta hospitalaria, doña Sofía insistió en dar \“muchas gracias\” a los periodistas \“por la paciencia de estar aquí todo el tiempo\”. \“De verdad, se lo agradecemos\”, concluyó la reina, tras lo que entró en el vehículo que la esperaba ante la puerta del hospital, mientras, entre las preguntas que ya no llegaban a tiempo de obtener respuesta, se oía a alguna periodista interesarse por si el rey está preocupado ante las críticas que ha recibido su viaje a Botsuana. La reina ya había acompañado el lunes a don Juan Carlos en el hospital San José durante una visita de veinticinco minutos, nada más regresar a Madrid desde Grecia, donde había pasado el fin de semana junto a su familia con ocasión de la Pascua Ortodoxa.

La de la reina no fue la única visita que recibió ayer el monarca. El príncipe de Asturias y la infanta Elena volvieron a acudir al hospital para acompañar a don Juan Carlos. El primero en llegar al hospital fue el príncipe, al volante de su coche, y antes de acceder al centro médico saludó sonriente a los periodistas que esperaban su llegada, a quienes dirigió una broma sobre el modo en que había detenido su automóvil.

Minutos después llegaba doña Elena, en un vehículo conducido por el secretario de la infanta, Carlos García Revenga, y también saludaba a distancia a los informadores antes de entrar en el hospital.

Don Felipe visitó al rey en la tarde del pasado sábado, el mismo día de su operación, al igual que la infanta Elena, y regresó el domingo por la tarde acompañado por doña Letizia y sus dos hijas, Leonor y Sofía.

El príncipe de Asturias manifestó a su salida del hospital que su padre abandonará \“muy pronto\” el centro médico. Tras acompañar a don Juan Carlos durante casi una hora en el hospital donde se recupera de su intervención quirúrgica en la cadera, el príncipe se detuvo ante los numerosos periodistas congregados junto a la entrada del centro médico para indicar que el rey se encuentra bien y \“saldrá muy pronto\”. Algunos informadores alzaron la voz para preguntar a don Felipe si está preocupado por la polémica generada en torno al viaje privado del rey a Botsuana durante el que se fracturó la cadera en una caída accidental, pero don Felipe entraba ya en su vehículo para abandonar el hospital.

Mientras, la infanta Elena afirmó, a preguntas de los periodistas, que no ha oído nada de la polémica sobre el viaje a Botsuana porque ha estado trabajando.

Igual que hizo su hermano, señaló que don Juan Carlos se encuentra bien.

El rey mantiene su evolución positiva e intensifica su recuperación en el hospital