El pago de la deuda se dispara en unos Presupuestos marcados por los recortes

Cristóbal Montoro comparece ante los medios de comunicación efe
|

Los Presupuestos de 2012 están marcados por un recorte en todas las partidas para garantizar el objetivo de déficit público, con la excepción del pago de los intereses de la deuda, que crece más del 30%, y los gastos de personal, que se incrementan un 1,3% por el mayor número de funcionarios jubilados.

Una \“situación crítica\” que trata de afrontar el Gobierno con unos Presupuestos \“extraordinarios\”, aseguró el ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro, para quien las cuentas que se presetaron en el Congreso son las que \“menos perjudican al crecimiento\”.

En cuanto al pago de intereses de deuda pública, tanto en términos de contabilidad nacional (29.246 millones de euros) como de caja (28.848 millones) son mayores que el propio ajuste fiscal que incluyen las cuentas (27.300 millones). El pago de la deuda también supera todo lo que el Estado gasta en pagar a su personal, 27.338 millones.

Aunque el PP cuenta con mayoría absoluta en el Congreso, el ministro pidió el apoyo político al proyecto que comienza su tramitación parlamentaria, porque a su juicio el cumplimiento del objetivo de déficit público es la clave para que \“la crisis acabe\”.

Del lado de los gastos, el social supondrá el 56,2% del total de los Presupuestos, un 4,3% menos que en 2011, y dentro del mismo la principal partida es la que se destina al pago de las pensiones, que ascenderá a 115.825,93 millones.

Además, las inversiones reales en términos homogéneos –eliminando las obligaciones relativas a los ejercicios anteriores– caerán un 19,6 por ciento hasta los 5.280,24 millones.

Entre las medidas extraordinarias destacan las que se introducen para la regularización de rentas ocultas al fisco, y que a juicio del Ejecutivo reportarán unos 2.500 millones de euros, una cifra \“realista y de lo menos arriesgada\”.

En cuanto al recorte ministerial, como ya se conocía, alcanzará el 16,9%, hasta dejar el gasto en 65.803 millones de euros, con el Ministerio de Asuntos Exteriores y Cooperación como el departamento que reducirá más gasto, y con una bajada de partidas como la de políticas activas de empleo, que pierde 1.557 millones.

Además, el Gobierno espera ingresar 5.350 millones adicionales en la recaudación del Impuesto de Sociedades con medidas que pretenden que no continúe la caída del tipo efectivo.

El pago de la deuda se dispara en unos Presupuestos marcados por los recortes