La Xunta modifica el decreto de acceso a la historia clínica

Fotografía facilitada ayer por la Xunta de su presidente, Alberto Núñez Feijóo, preparando su discurso para el debate de política general de hoy en el Parlamento gallego. EFE
|

El Gobierno gallego ha aprobado hoy una modificación del decreto de acceso a la historia clínica de modo que, entre otras novedades, los centros sociosanitarios públicos podrán acceder a la historia clínica de los usuarios.
El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, ha señalado al término de la reunión semanal del Ejecutivo autonómico que este cambio "fundamental" avanza en la coordinación entre el departamento sanitario autonómico y el de bienestar.
Los profesionales de las residencias de la tercera edad tendrán acceso y la posibilidad de registrar las distintas actividades en los apartados sociales de los usuarios, ha explicado el presidente autonómico que ha dicho que de modo experimental este proyecto se ha estado probando en la residencia de Volta do Castro, en Santiago.
Gracias a esta decisión, ha comentado, se garantiza el continuo asistencial a las personas y antes de fin de año todas las residencias públicas podrán acceder a la historia clínica de sus pacientes si lo necesitan.
La modificación del decreto también prevé aumentar la capacidad de actuación sanitaria para permitir el acceso por razones epidemiológicas o de salud pública y también implica una actualización legal, para facilitar el acceso, cuando se demande, por un auto judicial.
La Xunta, además, ha dado hoy el visto bueno al Plan Trabe, por el que prevé invertir ocho millones de euros para modernizar tecnológicamente la atención social y sanitaria.
El objetivo de esta iniciativa es que haya un sistema integrado de intercomunicación del sistema sociosanitario entre la administración local y autonómica, un paso "imprescindible" para que exista un expediente único.
"Está muy consolidado que cada paciente tenga una historia clínica y se tiende a que cada uno tenga, además, una historia social y que ambas confluyan", ha destacado Núñez Feijóo, que se ha mostrado convencido de que esta iniciativa cambiará muchas pautas.
Otro de los objetivos es avanzar hacia la modernización de los centros asistenciales, con la creación de plataformas de teleasistencia social, servicios monitorizados de usuarios en tiempo real y otras medidas.
Se trata, ha resumido, de una propuesta clave para maximizar la coordinación entre distintos departamentos, mejorará los servicios a los usuarios y se ahorrarán trámites.
También se obtendrá más financiación europea, ha apuntado el presidente gallego, que ha dicho que en próximo periodo 2014-2020 la financiación para estos servicios irá en función de indicadores de personas atendidas, no por estimación, sino acreditadas.
La Xunta prevé ahorrar con estas medidas 30 millones de euros en cuanto al gasto sanitario y 4 millones de euros en el apartado social.
Núñez Feijóo ha destacado, además, que la Xunta continúa trabajando para la consolidación de la sede electrónica, de modo que en 2015 todos los trámites administrativos se puedan hacer por medios telemáticos.
Además, está previsto que el próximo año esté operativo un nuevo mecanismo de acceso mediante claves enviadas al teléfono móvil de los ciudadanos que quieran relacionarse de modo electrónico con la administración.
El Gobierno gallego ha analizado, también hoy, un informe sobre la adjudicación del contrato centralizado de suministro eléctrico para las distintas dependencias y organismos de la administración.
De este modo pasará de 1.200 contratos a uno solo, entre octubre de 2013 y finales de 2015 y prorrogable por otros dos años más por un volumen total de contratación de 86 millones de euros.
Esta cantidad, según Núñez Feijóo, supondrá un ahorro del 13 % y en una legislatura puede llegar hasta 14 millones de euros, unas cifras que la Xunta aspira a mejorar, ha dicho.
La Ciudad de la Cultura, los centros de salud y Puertos de Galicia se irán incorporando a este nuevo contrato a lo largo de la legislatura.

La Xunta modifica el decreto de acceso a la historia clínica