La reforma educativa sale adelante con el apoyo de las comunidades populares

josé ignacio wert saluda a la consejera de educación de cataluña, irene rigau efe/juanjo martín
|

El ministro de Educación, José Ignacio Wert, anunció ayer que la reforma educativa ha salido adelante, aunque con la oposición de cinco comunidades, pero que se va a crear un grupo de trabajo para estudiar tanto los impactos de la reforma educativa, que previsiblemente entraría en vigor en 2014, como para revisar los criterios de gastos del servicio educativo en general.

Wert hizo esta afirmación al término de la quinta y última reunión sectorial celebrada sobre la Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad Educativa (Lomce), y que concluyó con el respaldo de las once comunidades del PP y el rechazo de otras cinco –Cataluña, Andalucía, Asturias y Canarias, y País Vasco–, que pidieron una moratoria para seguir estudiando el coste económico.

La memoria económica de la Lomce apunta a un coste de implantación de 408 millones de euros durante tres años por el Estado, y que sería de 23 millones en el primer año, 130 en el segundo y 255 en el tercero; \“la entrada en rigor será escalonada y los efectos económicos en ningún caso se producirían antes de 2016\”, según Wert.

\“Las previsiones de la memoria económica son perfectamente compatibles con el curso de consolidación fiscal y no habrá costes significativos hasta 2016\”, insistió.

A las comunidades les correspondería en principio los costes indirectos, que dependerán del incremento del alumnado de FP y, en consecuencia, la reducción del abandono escolar, que ahora se sitúa en el 26,5%.

Cifras demográficas

Wert destacó que el grupo de trabajo –\“si quieren participar las 17 comunidades será un grupo muy nutrido\”– analizará datos sobre los gastos del servicio educativo, teniendo en cuenta cifras demográficas o las que aporte el Consejo Fiscal y Financiero.

Preguntado sobre las críticas de algunas comunidades en cuanto al dinero que deberán aportar, comentó que una cosa es la aportación que debe asumir el Estado para atender a los costes suplementarios por modificar una ley y otra la metodología de cálculo que se utilice en el Consejo Fiscal y Financiero sobre las autonomías.

Además, comentó que los \“costes de consolidación\” de la reforma se harán en función de que cada vez más gente esté en el sistema educativo no universitario, en el incremento de la educación secundaria postobligatoria y en el aumento de alumnos en la enseñanza obligatoria.

Aseguró que en la Lomce hay tres principales factores de costes: la implantación de una FP básica de dos años –antes era de uno–, la anticipación de la elección de itinerarios en 3º de la ESO y la transformación de 4º de la ESO en un curso de iniciación de Bachillerato y FP.

Wert reconoció que se variaron algunas hipótesis recogidas en el primer texto tras dialogar con las comunidades, algunas de las cuales habían solicitado que se tuviera en cuenta la dispersión de la población y el peso del alumnado rural, como Galicia.

Manifestó que 12 comunidades reconocieron \“el esfuerzo por refinar los cálculos y atender sugerencias sobre elementos de coste\”, aunque otras cinco \“no han participado\”.

La reforma educativa sale adelante con el apoyo de las comunidades populares