El temporal de viento deja un nuevo rastro de desperfectos en la ciudad

Monte SanPedro

Puede que 2013 haya quedado atrás, pero el mal tiempo desde luego, no. De nuevo el viento y la lluvia se han dejado sentir como efecto del temporal que estos días azota el norte de España y en esta ocasión se concentró entre las diez y las once de la mañana, cuando provocó toda clase de desperfectos menores, incluyendo varios mástiles derribados y andamios dañados, además de contenedores que, impulsados por las ráfagas de aire, rodaban invadiendo las calzadas, para molestia de los conductores y de la Policía Local, que comprobó cómo suponían un obstáculo para el tráfico.
A pesar de que rara vez se superaron los setenta kilómetros de viento, este se bastó para derribar un mástil y dañar otro en el parque de monte de San Pedro y para arrancar otros dos postes de seis metros que sujetaban una red en la Ciudad Deportiva de la Torre. Al parecer la red recogió el aire como si fuera una vela, lo que permitió al viento arrancarlos.
También debería estar sujeta a su anclaje la caja de conexiones del número 19 de la calle Rioja, que se desprendió provocando una alerta del 092, o la verja que fue arrancada de sus goznes y quedó atravesada en medio de la calle de Cancela de Afuera. O el contenedor de la glorieta de Eduardo Diz, en el polígono de A Grela, que también obstaculizó el tráfico. Fue un suceso que se repitió también en otros puntos, como Manuel Murguía.
Igualmente algunos andamios se vieron dañados. Como ya ha ocurrido en días anteriores, las tablas que cierran las obras son muy vulnerables al temporal.

pleamar sin incidentes
En cambio, el mar no generó ninguna alarma. La marea alta estaba prevista para las seis y media de la tarde, momento en el que los servicios de emergencia se desplegaron en el Paseo Marítimo por lo que pudiera ocurrir pero al final, la alerta naranja resultó ser una falsa alarma: la marea solo subió 1,6 metros (una marea viva se encuentra entre los 3 y 4 metros) y las ondas apenas lamieron la base del Paseo en dos ocasiones.
Pasada una hora, se levantó el dispositivo y el Paseo Marítimo volvió a la normalidad. No por mucho tiempo: las previsiones meteorológicas señalan que esta tarde el viento volverá a hacer acto de presencia. n

El temporal de viento deja un nuevo rastro de desperfectos en la ciudad

Te puede interesar