Un coruñés, entre los cuatro fallecidos tras estrellarse en un avión militar de Airbus en Sevilla

GRA201 SEVILLA, 9 /05/2015.- Imagen facilitada por la Policía Nacional de Sevilla del morro del avion siniestrado hoy en aeropuerto de San Pablo de Sevilla. El aeropuerto ha cerrado sus instalaciones tras el accidente del avión militar de transporte A40
|

Uno de los cuatro empleados de Airbus que fallecieron ayer tras estrellarse el avión militar A400M en el que viajaban era el coruñés Manuel Regueiro. La víctima se encontraba probando la nave junto a sus compañeros pilotos Jaime de Gandarillas, Gabriel García Prieto y Jesualdo Martínez, también muertos, y con José Luis de Augusto y Joaquín Anaya, los únicos dos supervivientes, que sufren heridas y quemaduras graves.
Los trabajadores ponían a prueba el avión para su posterior entrega a Turquía y el suceso se produjo a las 13.00 horas, un cuarto de hora después del despegue, por causas aún desconocidas a una milla del aeropuerto sevillano de San Pablo.
Airbus informó tras el impacto de que la tripulación la formaban seis empleados de Airbus Defence and Space de nacionalidad española y envió sus condolencias y todo su apoyo a las familias y amigos. En concreto, la componía un piloto, el copiloto, un mecánico y tres ingenieros procedentes de Galicia y Andalucía, entre otras comunidades.
Los heridos se encuentran ingresados en los hospitales Virgen Macarena y Virgen del Rocío. Según la Junta de Andalucía, los dos fueron intervenidos quirúrgicamente de sus lesiones y \“el estado de ambos es estable dentro de la gravedad\”. El aparato siniestrado, con número de serie MSN023, iba a entregarse a Turquía en junio y era el tercero destinado a este país, precisó Airbus. La empresa creó un gabinete de crisis y fue la encargada de contactar con los familiares.
Por su parte, el presidente del gobierno, Mariano Rajoy, que se desplazó hasta el lugar señalaba que \“no podemos decir exactamente qué ha sucedido\”, pero pedía \“la máxima transparencia a la hora de explicar lo ocurrido\”. De la tripulación del avión, el mandatario indicó que todos ellos pertenecían a Airbus e hicieron prácticas en el Ejército del Aire, aunque en estos momentos ninguno era miembro activo de dicho cuerpo.
Por su lado, el rey, que sigue la evolución de todo lo relativo al accidente, expresó su pesar y solidaridad por las víctimas del siniestro. Según explicaron a Efe, el monarca se interesó desde el primer momento por las labores de rescate y también conversó con el presidente de Airbus.

labor heroica
Tanto Rajoy como la presidenta andaluza en funciones, Susana Díaz, y el alcalde de Sevilla, Juan Ignacio Zoido, resaltaron la \“labor heroica\” de dos agricultores y un tercer ciudadano que se encontraban en la zona donde se estrelló la nave, un paraje en el que hay varias torres de alta tensión, una de ellas derribada.
Al oír el impacto, los tres se acercaron hasta el aparato y vieron cómo dos de los tripulantes intentaban salir por las ventanillas. Sin pensarlo, los tres rescataron a los dos supervivientes, lo que causó quemaduras leves a uno de los que acudieron al auxilio.
Díaz destacó que \“lo que hay que hacer en momentos como este la ejemplaridad y la generosidad de la actitud de los tres ciudadanos y que tiene que tener el reconocimiento de la sociedad\”, señaló, aunque eludió comentar detalles técnicos del siniestro porque dijo que esto debe corresponder a la empresa y a lo que resulte de las investigaciones que haga el Gobierno.
Por otro lado, todos los partidos políticos, enfrascados en la campaña electoral, suspendieron sus actos durante esta jornada. Díaz y Zoido eliminaban también de sus agendas los mítines programados para hoy.
La dirigente socialista subrayó la colaboración de todos los servicios sanitarios y de seguridad de la Junta y del Estado en perfecta coordinación y agradeció su labor en torno al accidente y a la atención a las víctimas a todos los que intervinieron, desde el servicio de emergencias 112 a las fuerzas de seguridad.
Y es que más de 250 efectivos de las administraciones autonómica, local y del Estado participaron en el dispositivo de emergencia puesto en marcha tras el siniestro del avión A-400M, que ya se desactivó.
En este sentido, el aeropuerto de Sevilla-San Pablo se cerró al tráfico aéreo casi hora y media por las medidas de seguridad y durante ese tiempo los vuelos tuvieron que cambiar su ruta y tocar tierra en Málaga y Jerez de la Frontera (Cádiz). En total, el suceso hizo que desviaran cuatro vuelos y se cancelaran dos salidas previstas. A la espera de las autopsias, se desconoce de momento cuándo y dónde serán los funerales de las víctimas.

Un coruñés, entre los cuatro fallecidos tras estrellarse en un avión militar de Airbus en Sevilla