El cine español reclama un futuro en la gala de los premios Goya

El director Juan Antonio Bayona entrega su Goya a María Belón, la mujer que inspiró el papel de Naomi Watts en "Lo Imposible", tras recibir el premio al mejor director. EFE
|

Eva Hache comenzó su \“toma 2\” en los premios Goya recreando un clásico del cine español, \“Bienvenido Mr. Marshal\”, y esperando, precisamente, un buen \“plan de rescate\” para el cine español, para el que no faltaron irónicas felicitaciones a José Ignacio Wert o menciones a los recortes y a la Casa Real.

Fueron inevitables las referencias al IVA, a la gente \“que no va al cine ni por la calefacción\” y a internet. Incluso la recaudación de 106 millones de euros del cine español el último año fue una excusa para ser crítica: \“Si lo comparas con las pérdidas de Bankia o lo que se va a llevar el (Sheldon) Adelson de Eurovegas. O con lo recortes de sanidad y educación, son una mierda\”, dijo.

El presidente de la Academia proclamó que el séptimo arte es un derecho
de los ciudadanos

También el presidente de la Academia de Cine, Enrique González Macho, se mostró reivindicativo en su discurso, asegurando que el cine español \“no es ni de los de la ceja, ni de los del bigote ni de los de la barba\”, sino que pertenece a todos porque es un derecho de los ciudadanos.

empobrecimiento

Vaticinó, además, un empobrecimiento de la cultura si no se respetan los derechos de autor y la propiedad intelectual: \“O terminamos con el expolio o el expolio terminará con nosotros\”.

El primero en recoger un galardón fue el malagueño Joaquín Núñez, que se alzó con el Goya al mejor actor revelación por su papel en \“Grupo 7\”.

A continuación, el diseñador de vestuario Paco Delgado ganó su primer Goya por vestir a \“Blancanieves\” de torera y a su malvada madrastra de \“fashion victim\” folclórica y Alain Bainée recibió el premio a la mejor dirección artística por su trabajo en la cinta en blanco y negro.

Concha Velasco recibió un homenaje musical tras recibir su Goya de Honor

Una de las anécdotas de la noche se produjo con la entrega del Goya a la mejor canción original. La actriz Adriana Ugarte leyó un sobre equivocado y por unos instantes, privó de su premio a \“No te puedo encontrar\”, de la película \“Blancanieves\”, gran favorita, que también se llevó el galardón a la mejor música original. La protagonista de la cinta, Macarena García, cumplió los pronósticos y se llevó el premio a la mejor actriz revelación, que esperó, sea un amuleto.

En una lista de reconocimientos que parecía no tener fin, el director Pablo Berger se llevó el galardón al mejor guion original por su particular visión del cuento de \“Blancanieves\”.

Y poco después, Maribel Verdú, recogió el que era su segundo Goya. La mejor interpretación femenina protagonista fue para \“la mala más mala\”, según dijo, la madrastra de Blancanieves, que atemorizaba sin decir palabra.

Candela Peña consiguió el Goya a la mejor actriz secundaria por su interpretación en \“Una pistola en cada mano\” y aprovechó para pedir trabajo porque, según dijo, tiene \“un niño que alimentar\”.

Una de las protagonistas de la gala, Concha Velasco, relató con humor su ilusión por recibir el Goya de Honor –que le entregó su sobrina, Manuel velasco– después de tantos años de carrera y fue homenajeada con un espectáculo musical basado en las bandas sonoras de algunas de sus películas más conocidas.

El cine español reclama un futuro en la gala de los premios Goya