Detenidos dos guardias civiles en una operación antidroga en la provincia de Pontevedra

Copia de El Ideal Gallego-2014-01-17-028-9cc81f33

Dos guardias civiles del puesto de Mos figuran entre las siete personas detenidas ayer en diferentes lugares, supuestamente vinculadas con el tráfico de estupefacientes, informaron fuentes de la Policía Nacional.
Fuentes cercanas a la investigación consultadas precisaron que los agentes del instituto armado fueron detenidos ayer por la mañana, junto a una tercera persona, en una gasolinera de Mos, en la localidad de Valos, y el vehículo patrulla que ocupaban fue requisado por la juez de Vigo Marisol López, encargada de la instrucción, por si fue utilizado en el transporte de estupefacientes por los detenidos.
La operación, que sigue abierta, está dirigida por el Juzgado de Instrucción 3 de Vigo, que decretó el secreto de sumario.
La Unidad contra la Droga y el Crimen Organizado (Udyco) de la Policía Nacional practicaron las detenciones a lo largo de la mañana de ayer.
Según algunas informaciones, se sospechaba que los integrantes del clan de narcotraficantes desmantelado contaban con protección policial.
Además, la detención de los agentes causó asombro en la zona, ya que los miembros de la Udyco actuaron armados y vestidos de paisano, lo que reunió a varios curiosos.
Por otro lado, el narcotraficante Carlos Ruiz Santamaría, conocido como \“El Negro\”, que se fugó de España en 2001 antes de ser juzgado por liderar una banda de narcotraficantes desarticulada en la denominada operación \“Temple\”, aceptó el pasado miércoles en la Audiencia Nacional una pena de quince años de prisión.
En el juicio uno de los testigos afirmó que Ruiz Santamaría mantenía reuniones con los clanes gallegos.
Durante la vista, Ruiz Santamaría reconoció que, como representante de una organización colombiana, en 1999, dirigió y coordinó la introducción de cocaína en España a través de dos embarcaciones, \“Koei Maru 7\” y \“Tammsaare\”, que transportaba once toneladas de esta sustancia estupefaciente.
\“Reconozco los hechos, excelencia\”, dijo Ruiz Santamaría, al ser preguntado por el fiscal, Ignacio de Lucas, por los hechos que se le imputan en el escrito de acusación.
Ruiz Santamaría se enfrentaba inicialmente a sesenta años de cárcel y una multa de 414 millones de euros, pero el fiscal rebajó la petición a quince años de prisión por un delito continuado contra la salud pública y mantuvo la misma multa, ante el reconocimiento de los hechos por el acusado y su colaboración con la Justicia.

Detenidos dos guardias civiles en una operación antidroga en la provincia de Pontevedra

Te puede interesar