Nadal levanta su séptimo Conde de Godó ante Ferrer

El balear con el trofeo de campeón del torneo efe
|

El español Rafael Nadal, número dos mundial, prolongó su reinado en Barcelona al alzarse con su séptimo Godó consecutivo, tras vencer una vez más a su compatriota David Ferrer, por 7-6 (1) y 7-5, en dos horas y cuarenta minutos.

Nadal, que no pierde un partido en este torneo desde que Àlex Corretja lo eliminara en segunda ronda de 2003, privó otra vez del del título a Ferrer, que ha perdido ante el balear cuatro finales del abierto barcelonés en los últimos cinco años.

"Ha sido el día más difícil que he tenido en la temporada de tierra" Barcelona, 29 abr (EFE).- El español Rafael Nadal, número dos del tenis mundial, que hoy se proclamó por séptima vez campeón del torneo Conde de Godó, dijo que la final ante su compatriota David Ferrer ha sido "el día más difícil" que ha tenido "en esta temporada de tierra".

"David me ha llevado al límite físicamente y, tenísticamente, hoy yo no he hecho un partido brillante", ha admitido Nadal, pese a la victoria ante el sexto jugador mundial por 7-6 y 7-5, después de un intenso partido que ha durado dos horas y cuarenta minutos.

Esta fue la cuarta final del Godó que disputó Ferrer en los últimos cinco años. En las tres anteriores también se enfrentó al balear y en todas acabó perdiendo.

Por eso Nadal opina que "David merece más que nadie este torneo" y espera que "ojalá algún día pueda ganarlo". Aunque también ha recordado que Ferrer ha levantado ya tres títulos esta temporada (Auckland, Buenos Aires y Acapulco) y que tiene que estar orgulloso de lo que está consiguiendo.

"Quiero felicitar a David y a su equipo por la fantástica temporada que están haciendo. Hoy he ganado al seis del mundo, pero antes de Wimbledon creo que recuperará el número cinco sin problemas", ha comentado.

En cualquier caso, Nadal se marcha encantado con este nuevo Godó y satisfecho por cómo ha empezado la temporada en tierra: "Cuando ganas dos torneos importantísimos como Montecarlo y Barcelona sin perder ningún set, solo puede ser por una razón: que tu tenis está respondiendo".

Ahora, el calendario dará una semana de descanso que permitirá a Nadal preparar con calma la segunda mitad de la temporada de tierra: Madrid, Roma y Roland Garrros.

Respecto al Master 1.000 madrileño, Nadal volvió a criticar que Ion Tiriac, propietario del torneo, haya decidido que se juegue en tierra pintada de azul y no sobre arcilla roja, como es habitual.

"He hablado con (Novak) Djokovic y (Andy) Murray y muy contentos tampoco están. Ya he dicho que no creo que sea la decisión más acertada, sobre todo, ponerla en mitad de la temporada de tierra", destacó.

Nadal levanta su séptimo Conde de Godó ante Ferrer