Conde Roa reconoce que tiene una deuda con Hacienda, pero afirma que no dimitirá

Conde Roa, durante la rueda de prensa celebrada en el ayuntamiento de Santiago efe/lavandeira jr.
|

 El alcalde de Santiago, Gerardo Conde Roa, aseguró ayer que no ha defraudado al fisco y que, por lo tanto, no ha cometido delito fiscal, por lo que aseguró que “no” piensa dimitir.

Conde Roa compareció en conferencia de prensa, en el ayuntamiento, por segunda vez en menos de una semana, para dar explicaciones tras la denuncia de la Fiscalía por el impago a Hacienda de 291.200 euros por el IVA de la venta en 2010 de 61 viviendas de la constructora Geslander Proyecto de Edificaciones SL, de la que es administrador único.

El alcalde reconoció que había hablado con el presidente de la Xunta y líder del PPdeG, Alberto Núñez Feijóo, en una conversación que “fue cordial”, dijo, e indicó que, en su opinión, su partido “está tranquilo” porque lo conoce.

Tanto el PSdeG como el BNG pidieron repetidamente la dimisión como alcalde de Conde Roa y criticaron que hasta el momento no se haya pronunciado sobre este caso la dirección del PPdeG.

El regidor compostelano reconoció haber vivido unos días “sujeto a una situación procesal un tanto anómala” porque no conocía la querella que, dijo, le fue notificada ayer a través de su abogado “escasamente” un cuarto de hora antes de la rueda de prensa.

 “Pude haber metido en concurso de acreedores a la sociedad, pero quise dar la cara”, alega

 

Ir al grano > Desde el primer momento Conde Roa expresó su deseo de “ir al grano” y “coger el toro por los cuernos” para explicar los detalles del caso, y aseguró que se siente “desvalido” ante la Hacienda pública.

En relación con este caso el alcalde de Santiago aclaró que no está imputado sino que tiene contra él una querella.

“Afirmo rotundamente que no he defraudado al fisco”, aseguró, y añadió que en todo momento se mostró colaborador con la Agencia Tributaria para aclarar la situación y que en ningún momento trató de urdir entramado societario alguno para eludir el pago del los impuestos que le tocan.

En esta línea, indicó que con su propia firma reconoció ante el fisco la existencia de la deuda, pero matizó que “una cosa es la existencia de una deuda tributaria y otra que haya fraude, entendiendo por fraude la ocultación deliberada de datos”, matizó.

“No hay ningún entramado societario que se haya organizado para ocultar dinero a Hacienda”, subrayó el alcalde, y aclaró que “no puede haber fraude cuando se está constantemente aportando la documentación requerida por la Hacienda pública”.

Conde Roa justificó su deuda en concepto de IVA por la difícil situación que atravesaba la sociedad Geslander con proyectos inacabados en la localidad pontevedresa de Lalín, en la madrileña de Parla y en la ciudarrealeña de Daimiel, localidad esta última en la que la intervención de Caja Castilla-La Mancha dio al traste con la promoción al quedar el crédito interrumpido.

 En los bancos > En este sentido, señaló que el IVA de las viviendas que se habían pagado “está en los bancos” y que se había destinado a terminar las promociones y a pagar a proveedores. “Sí le puedo decir a mis ciudadanos que yo no me he quedado ni un solo euro de Hacienda”, aseveró.

“Pude haber metido en concurso de acreedores a la sociedad, pero ello significaba una quita para todos, los proveedores y administraciones. No lo quise hacer; quise dar la cara”, dijo Conde Roa.

“Lo que más me motiva de todo esto es el siguiente paso, qué es lo que hay detrás, y sobre eso mi cabeza está trabajando. Yo creo que algo pasa”, comentó el alcalde santiagués.

En este sentido, citó el disco de Pink Floyd titulado “The dark side of the moon” y aseguró: “yo llegaré a la cara oculta de la Luna”.

Conde Roa reconoce que tiene una deuda con Hacienda, pero afirma que no dimitirá