Informar aún es un delito en China

|

china ha condenado a cuatro años de prisión a una bloguera que informó sobre el primer brote del coronavirus en Wuhan. Y en realidad no deberíamos sorprendernos, ya sabemos cómo se las gastan por esas tierras. Bueno, sabemos poco, que de eso se trata precisamente, de que la información sea escasa e interesada. Y que alguien hable de detenciones de otros reporteros independientes, de acoso a familiares de víctimas del coronavirus o de que los ciudadanos tuvieron que pagar para hacerse las pruebas del virus no es lo que los que mandan quieren que se sepa. FOTO: usuarios del metro de wuhan | efe

Informar aún es un delito en China