La vuelta al cole se complica por momentos

|

La vuelta al cole está a un paso de no ser tal. España parece dividida entre las comunidades en las que la administración ha marcado unas directrices de seguridad sanitaria que para los padres son insuficientes y las autonomías en las que son los profesores los que se niegan a jugarse la salud. De lo poco que ha quedado claro después de todo un verano en el que los días pasaban sin que los centros educativos supieran a qué atenerse es que de donde no hay no se puede sacar: ni hay forma de ampliar el número de aulas para reducir el número de alumnos de cada clase ni hay dinero para contratar a todo el personal necesario para atender a esas nuevas clases. Así que todo apunta a que la pelota seguirá rebotando de tejado en tejado hasta caer en el de la dirección de cada colegio, con un mensaje de “apáñatelas como puedas” en lenguaje administrativo y saldrá despedida de nuevo a los tejados de padres y profesores, obligados a tomar la decisión definitiva, la de impedir o no que empiece un curso que muchos temen que no dure un mes con los centros abiertos. FOTO: la ministra de educación, dando explicaciones | efe

La vuelta al cole se complica por momentos