Una dura entrada de Paco Jémez

|

PACO Jémez enamoró a Lendoiro en un partido disputado en Vallecas en el que no le dejó tocar la pelota a Bebeto; se lo trajo al Deportivo, donde demostró que lo suyo eran los marcajes, pero no tocar la pelota. Retirado ya y con el título de entrenador colgado en el salón de su casa, anda por México. Allí ha demostrado que ahora es tan expeditivo con la lengua como lo era con el delantero al que tenía que cubrir. “La prensa ha sido vomitiva, basura y deleznable”, afirmó tras clasificarse su equipo, el Cruz Azul, para la liguilla final por el título y añadió: “No tengo nada contra los medios de comunicación”. Se nota. FOTO: paco jémez | aec

Una dura entrada de Paco Jémez