El miedo dispara las reformas

|

Aunque a veces no lo parezca, los hay precavidos y, en cuanto han tenido ocasión –y el dinero suficiente– se han lanzado a preparar sus viviendas para una posible vuelta al confinamiento. Lo primero, un clásico, el aire acondicionado, uno de los productos estrella en las últimas semanas. Los que tienen terraza han optado por un toldo que les permita estar al aire libre incluso en las horas en las que es más prudente alejarse del sol. Otros convierten patios en jardines y los más afortunados instalan piscinas en el mínimo espacio de terreno libre. Alegría para unos y negocio para otros. FOTO: una piscina como la que muchos querrían | aec

El miedo dispara las reformas