Así se mantiene la distancia sanitaria

|

Si hay un sector en el que mantener las medidas sanitarias es más complicado es el del ocio nocturno. Los trabajadores de bares y discotecas se las ven y se las desean para que los clientes se pongan las mascarillas, guarden la distancia y no toquen lo que no pueden. Para evitar malos entendidos y dejar claro quién manda y cómo son las cosas, un pub de la localidad británica de St. Just ha colocado una valla electrificada para evitar acercamientos indeseados a la barra. Primero lo intentaron con carteles, pero al ver que no surtían efecto, optaron por una solución más contundente. Mano de santo. FOTO: un pub inglés |aec

Así se mantiene la distancia sanitaria