La tensión crece en la familia Le Pen

|

JEAN Marie Le Pen no está para muchas fiestas. A punto de cumplir noventa años –el ya octogenario Beiras y Méndez Ferrín, santón jurásico del nacionalismo de la nazón de Breogán, casi son dos chavales a su lado–, lleva desde 1972 dando la matraca con el Frente Nacional, que hace unos años dejó en herencia a su hija Marine. Pero como suele ocurrir con los legados que se conceden en vida andan a palo limpio. Ella incluso llegó a echarlo del partido y fueron los jueces los que lo repusieron. Ahora papá dijo que la niña debía dimitir por los resultados electorales y ella le respondió cerrando con candados la sede central del partido. ¡Vaya familia! FOTO: jean marie le pen | aec

La tensión crece en la familia Le Pen