Una cuarentena de quita y pon

|

está claro que Pablo Iglesias no es mucho de predicar con el ejemplo. Trabajo le costó cumplir con la baja paternal y la retrasó lo que pudo para que no le afectara a su fulgurante carrera política (otra paradoja, cuando peor le fue en las elecciones, más rédito obtuvo). Sin embargo, existe un importante número de españoles que se están cansando de tener que estar recluidos en sus casas mientras ven como el vicepresidente podemita se salta una y otra vez la cuarentena autoimpuesta después de que su mujer hubiera dado positivo por coronavirus. Hasta hay organizada una cacerolada contra él. Ni que fuera el rey. FOTO: Pablo iglesias

Una cuarentena de quita y pon