El golf tampoco quiere a Trump

|

las consecuencias de esa especia de golpe de estado delirante animado por Donald Trump no van a ser solamente políticas. El mundo del golf ha sido uno de los primeros en manifestar que quiere romper cualquier vínculo con el futuro expresidente estadounidense y tanto la PGA (el circuito norteamericano) como la Royal & Ancient (que organiza el Open Británico) se niegan a jugar en campos que pertenezcan a Trump. No vaya a ser que el tipo aparezca por allí y tengan que dejar que se les cuele en la foto. O peor aún, que tengan que escucharle hablar. FOTO: trump va a tener sus campos de golf disponibles para él solo | efe

El golf tampoco quiere a Trump