Ayer salieron a correr hasta los que nunca lo habían hecho antes

|

A las seis menos cinco de la mañana ya había quien se había calzado sus zapatillas de deportes y estaba en el portal de su vivienda, mirando el reloj y ansioso por que pasaran los minutos para poder salir a correr. Y es que no hay nada como que nos prohíban hacer algo para que nos apetezca más. Si ayer corrieron hasta esos que consideran como un esfuerzo inhumano bajar la basura todas las noches, y eso que utilizan el ascensor. No pasó como el día que liberaron a los niños, pero casi. Hubo momentos en los que el suelo de las ciudades retumbó con tanta pisada acompasada, pero, en general, parece que se cumplieron las normas y, por fin, los más mediaticos ya tienen fotitos nuevas que subir a las redes sociales, que también es importante. FOTO: Un carril bici un tanto congestionado | efe

Ayer salieron a correr hasta los que nunca lo habían hecho antes