El fisco también persigue a Trump

|

Si Trump montara un circo, seguro que le crecían los enanos, aunque tampoco sería tan grave, porque terminaría vendiéndoselos a alguien a cambio de no imponerle unos aranceles. La cuestión es que los fiscales no están muy contentos con la información que el presidente norteamericano facilita de sus cuentas, así que han tenido que recurrir al Supremo para conseguirla. Y el alto tribunal de EEUU ha decidido que, por mucho que sea el mandatario del país, está obligado a facilitarla. Por lo menos, esa información no se tendrá que hacer pública en el Congreso, tal y como pedían los demócratas. FOTO: donald trump | aec

El fisco también persigue a Trump